Blogia
Calavera Infernal

Sol

Sol Este es un recuerdo de hace mucho tiempo, cuando era algo más ingenuo y creía en más cosas de las que cree ahora. Pero esto no importa mucho para esta historia.
Mis padres me llevaron desde pequeño al lugar que les vio nacer, una tierra montañosa situada en la vieja Castilla, muy cerca de Portugal, en los mismísimos Arribes del Duero. Un lugar al que retorno cada cierto tiempo, y en el que parece que las cosas no se han movido, pero todos hemos crecido. Pues bien, estando allí, las ansias de aquel niño por pasear con la bicicleta eran tales, que desaparecía de casa, con un breve “hasta luego” (la hora de comer o de cenar). De entre todas las visitas, destaco la que hacía a una casa en la cual, esa familia de labradores y ganadores, sacaban tiempo para hacer música, eran aficionados a este arte. En esa casa grande “nueva” de los años 60, entraba por la tenada (lugar por donde entraban los animales a las cuadras) y de allí subía por unas escaleras al “sobrao” (desván). Allí estaban ellos 3 chicos y una chica, todos hermanos, y por aquel tiempo jóvenes, que con mucho empeño hacían salir acordes. Canciones que se ensayaban en aquellos ratos libres en los que no había que hacer. Y ahí, enfrascado y con los ojos como platos, entre costales (sacos de lana) llenos o semillenos de cereal se acomodaba un niño que elevaba su imaginación hacia otros mundos… Ese niño, era yo…
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

tequila -

Qué añoranza y qué frescura en tus recuerdos, Jimul.
La verdad es que para estar en el infierno, no has perdido el contacto con lo hermoso.
Un beso.
Me encanta tu blog.

white -

Bonita foto de amaneceres y añoranzas. Besitos Luismi

posvale -

Tus recuerdos huelen a trigo y pan recién hecho, y se funden con la tranquila majestuosidad de los Arribes.

Jimul -

Gracias a ti, hemos comenzado a pensar en antiguos recuerdos muy guardados, pero siempre presentes... Besos

NOFRET -

Nada como los recuerdos de la infancia, Jimul, siempre es un placer volver a ellos. Cuando las cosas más pequeñas nos hacían poner "los ojos como platos" y podíamos volar hacia mundos distantes sin despegar del piso.
Un gusto compartir tu recuerdo.

Jimul -

Por cierto no lo comenté, pero el grupo se llamaba "Sol naciente"... De ahí el título... Si es que el Alzheimer

Bohemian -

Que lindo recuerdo Jimul, gracias por compartirlo :)
Ese lugar que decís, debe ser precioso sin duda...

besito mojao
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres