Blogia
Calavera Infernal

Laika, la perra sonriente

Laika, la perra sonriente Ésta es Laika, la perra sonriente de mi abuela. La recuerdo cuando yo era muy niña, con su sonrisa de oreja a oreja cada vez que llegábamos. La foto está algo borrosa, como su recuerdo. Una perra negra y rolliza que, aunque era más bien pequeña, a mí me parecía un gran danés!
Mi madre, mi abuela y yo, salíamos con ella todas las noches de verano después de cenar (cosa que se podía hacer sin temor por aquellos tiempos) a dar una vuelta a la manzana. La calma silenciosa de aquellas noches sólo era matizada por algún grillo, o por el viento estival moviendo las enormes copas de los árboles, casi ningún auto pasaba. Pero Laika siempre encontraba algún motivo para asustarse: una sombra, un árbol, la luna, cualquier cosa era suficiente para que entrara en pánico y saliera disparada como alma que lleva el diablo hacia la casa. Yo no perdía tiempo y salía corriendo detrás de ella, ligera como el viento, tratando de probar cuál de las dos era más rápida.
Laika es uno de esos recuerdos lejanos, tan antiguos que hay que esforzar la memoria para traerlos de vuelta. A mí me encanta recordar, y cuanto más lejos logro ir, mejor. Mis viajes por el túnel del tiempo son lo que más disfruto, y las fotos (así como la música), son mis pasaportes a esos lugares remotos, por eso las cuido como oro, y se las muestro a mis amigos: ustedes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

NOFRET -

Yo los tengo en una bolsita. ;)
Pero también en un álbum, en mi música (que me hace viajar como nada) y sobre todo, en mi memoria. Pero siempre me ayudan pequeñas cosas como una foto o una canción para que mi memoria perezosa se despierte.
Besotes a ti.

Merche -

Es verdad, los recuerdos hay que revivirlos para no olvidarlos. La música, al menos en mí me hace hasta respirar olores de ellos.
Una vez, quise guardar mis recuerdos en una caja, fotos, recortes, telas, no sé, mil cosas. Aún no he encontrado la caja acertada para ello, debe ser porque mis recuerdos viven conmigo y no quiero encerrarlos a oscuras. Un besote.

NOFRET -

Pues sí, Bohemian, cuando no se nos vienen cuentos llenos de imaginación a la mente, he visto que es un buen ejercicio jugar con los recuerdos, con los sentimientos, hasta con los pensamientos más absurdos y ver qué sale. No se puede hacer en páginas como atra, pero para eso están los sitios libres como éste. Anímate!
Gracias por la lectura y otro besito para ti.

Bohemian -

aiss, mas recuerdos, que linda Nofret, no hay mejor regalo que un recuerdo querido, te agradezco por que de esta manera nos dejas entrar un poco más a tu vida.
Ya veré si me animo y te imito.

besito mojao

Jimul -

Bueno, pues ve poniéndolas... jejejjejej... Esperamos tus noticias... Tú recibirás las nuestras...

NOFRET -

Entonces veremos qué sucede! Yo ya tengo algunas imágenes en mente. Habrá que ver si hay interesados.
A jugaaaaaaaar!! :)

NOFRET -

taller creativo, quise decir, es que ya estoy con sueño!

Jimul -

Estamos abiertos a todo tipo de iniciativa. Este es un blog que se hizo para jugar, y es de todo el mundo, así que, recogemos el guante y ya se verán los resultados...

NOFRET -

Entonces la chorreada no tendrá límites! :P
Creo que no sería mala idea, para los que andamos escasos de musas, hacer un pequeño taller crativo. No sé si un blog lo permite, tal vez sería más fácil en una página web común, pero creo que aquí se podría hacer también. Por ejemplo, que alguien ponga una foto, una imagen, y el que guste pueda escribir un relato corto (o largo), o una reflexión, o una poesía inspirado en esa imagen.
A mí me gustaría.

Jimul -

Tus inspiraciones tiene total y absoluta cabida aquí... No hace falta que pidas permiso... Ahora que ya sabes abrir la puerta... Jejejjjejej

NOFRET -

Ésto fue improvisado aquí, mientras miraba la foto de Laika. Creo que prefiero improvisar pequeños relatos sencillos, (recuerdos, reflexiones, anécdotas) antes que aburrirlos con los mismos textos que ya todos me han leído.
Si me vuelvo a inspirar con un cuento nuevo, entonces aquí vendrá, a quemarse en el infierno!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres