Blogia
Calavera Infernal

3 de mayo

3 de mayo Se ha terminado el puente. No hemos salido y quizás me haya ahorrado algún que otro disgusto. Me he acomodado a una situación en la que nunca quise vivir, jamás me imaginé evaporada, sí evaporada, disminuida como el vapor que dilapida el agua en un aire sin sentido, sin destino. La indiferencia absoluta, la negación de la realidad, sentimientos ficticios que en la ausencia de una cama vacía, retornan cual fantasma vuelve al castillo que abandonó. ¿Queda aún esperanza? Palabras adornadas, dichas sin sentido, o tal vez con el sentido que da la desidia: Olvido, alejamiento, muerte del espíritu, entierro de sentimientos que no pueden ser. ¿Qué me queda? Lo di todo y ahora me arrepiento. Me quedé sin ilusiones, sin esperanzas, sin posibilidades. Vacía de hijos, vacía de hombre, vacía de mí misma. Unos pájaros revolotean en el alféizar de la ventana. La vida transcurre detrás de los cristales, pero aquí, en mi torre de cristal líquido, todo se diluye en la niebla de lo que agoniza. Quizás mañana sea otro día, quizás sea el mismo día revestido de color o investido en el gris oscuro de las nubes de mi existencia. El camino no existe, se desdibujó cuando cedí a mí misma, cuando dejé de ser yo para ser demás, y sin embargo sé que debo continuar, pero ¿hacia dónde? Sin sendero por el cual avanzar, sin ilusión que me empuje, sin deber que me obligue, por qué no parar, tirarlo todo por la borda y descansar. No, algo lo impide, quizás ese último aliento que no deseo entregar y por eso malvivo en este mundo de humo sulfurado que casi no me deja respirar. Un inhalador es mi compañero de camino y mientras me abra los pulmones daré otro paso más.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

NOFRET -

Me ha encantado, White, me ha llegado mucho. Plasmas muy bien el sentimiento de pérdida y desesperanza.
(a ver si llega este comentario, que envié otros y se perdieron)

Goreño -

Tus reflexiones son de lo más normales en quien ha perdido el optimismo y se aleja de la utopía. Lo cierto es que se puede vivir sin puentes y sin vacaciones. Vivir es mucho más que todo eso. Me encanta como te expresas, White, es un placer leerte.

white -

No soy yo, quiero que sea un diario de una mujer (algo más madura que yo) que se siente sola y no tiene apenas ganas de vivir.
Pero gracias por los comentarios. Los siguientes días en mi blog.

Merche -

Espero que sólo haya sido un achuchón provocado por la alergia. Un beso, guapa.

Jimul -

Vaya pensamientos para un puentazo... Va a ser mejor que trabajes a que descanses... La próxima vez, imagínate algo menos serio...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres