Blogia
Calavera Infernal

Los ardores de don Juan ( parte 4)

Los ardores de don Juan  ( parte 4) Don Juan queda en conmoción,

parécele estar delirando

y Gabino, suspirando,

aprovecha la ocasión,

bésole ansioso y ansiando

y con ansia y deseando

dióle un férvido estrujón,

—¡Pero qué hacéis!— dice aullando

el galán, que está notando

que Gabino es un bribón,

—¡No me rechacéis demando,

qué tanto os estoy amando!

gime el sarasa tristón.

Luego, despacio, va hablando

y entre vagidos clamando,

—¡Conmuévete corazón,

qué por vos estoy penando

feneciendo y malgastando

mi ánimo y posición!,

Don Juan, si vos me vais dando,

yo os voy recompensando,

que caudal tengo un montón...,

sin apuro iréis hallando

que la vida disfrutando

se lleva con más fruición;

si expiro, joven estando,

y antes que vos, lejos ando,

que así ha de ser mi razón,

vos estaréis heredando

y mis bienes ostentando

después en mi defunción.

Don Juan se queda dudando,

Gabino le está ofrendando

la opulencia y profusión,

y él, que se está arruinando

y empobrecido quedando...

¡Gabino es la solución!.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Jimul -

Bueno, digamos que estás al día... Para todos aquellos que odien los armarios... Y quieran salir de ellos...

Espuma -

tranquis... ya sólo quedan 2 partes.

algo pesadita sí que soy ¿Eh?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres