Blogia
Calavera Infernal

MARIA DE LAS MERCEDES

MARIA DE LAS MERCEDES (A mi querida Momia pampera)

Su figura no era muy real del todo, ¿o quizás sí? Aunque con su aspecto, dejó de tratar diariamente con sus amigos de siempre, su estado era de felicidad absoluta… Al fin pudo ir a aquel lugar con el que ella había soñado desde niña. Contempló todos los rincones minuciosamente, y aspiró la esencia de cada uno de éllos, los ambientes de aquel paraje tan idílico e irreal. Desde aquel lago podía renacer todos los días, abriendo las cortinas brumosas para saludar al edificio del amor. Ese que fue construido por un Marajá loco de amor, para rememorar su historia con aquella belleza tan exótica.

Todos los días sus habitantes saludaban al fantasma de la bella mujer que descorría las cortinas de la confusión para dejar entrar la belleza.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Perseida -

Cof, cof, cof....uyyyysss qué tos me ha daoooo de repenteeeee...
Besitosssss calavera!

Infierno -

El caso, como siempre, es ponerse...

perseida -

Luismi, cuando te pones a escribir jomío...!!!
!Qué suerte momia!
Bessosss.

NOFRET -

¡Qué bueno, Jimul! qué bello texto te salió! (yo creí que nadie iba a escribir nada) jeje!
Muchas gracias por dedicármelo! :)
Besos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres