Blogia
Calavera Infernal

Goreño

Cocina Infernal

Cocina Infernal Como veo que No sólo de pan vive el hombre, el amigo Goreño se ha comprometido a enviarme recetas de Cocina... Y la amiga Techy de los postres... Para que los podáis hacer y relamer en casa... Si alguno tiene recetas, que me las envíe a mi correo de yahoo. Saludos y buen provecho.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EGOÍSMO Y MATRIMONIO

EGOÍSMO Y MATRIMONIO Si pudiéramos hacer un modelo ideal de matrimonio con vocación de longevidad, muy difícil de conseguir, todos coincidiríamos en excluir el egoísmo como premisa mayor antes de empezar a convivir; porque el egoísmo es corrosivo y dañino en todas las manifestaciones de la vida. Pero en lo que al matrimonio se refiere, ejerce la función de la termita: su daño no se suele ver hasta que se nos viene encima el edificio.

GRANADA

GRANADA GRANADA

Como antorcha que ilumina el ancho mundo,
presente en cada momento de la Historia,
viva está Granada con su hacer fecundo
enriqueciendo a los hombres su memoria.

Trinchera has sido de intrigas y traiciones,
de regios proyectos que al mundo asombraron.
Y también tumba de reyes y barones,
porque para siempre en tu tierra quedaron.

Encrucijada de credos, razas, lenguas,
siempre ejerciste de madre generosa;
aunque las traiciones y guerras eternas
hicieron de tu suelo una inmensa fosa.

Mujeres heroicas, hombres ejemplares,
pregonaron el legado de tu gloria:
en ellos se asientan los firmes pilares
para hacer la estructura de nuestra Historia.

Granada, morisca y cristiana, eres rica
por tu embrujo, tus primorosos jardines,
donde la vida se duerme y dulcifica
al oler el perfume de tus jazmines.

Rumorosos y abundantes manantiales
discurren cantando por cualquier orilla,
sembrando vida a huertos y pastizales
y levantando aromas de manzanilla.

Cuando voy por tus calles, mi regia dama,
mientras siento el lamento de una guitarra,
me detiene el taconeo de una gitana
y un cante de gitano que se desgarra.

Siempre fuiste divertida y jaranera
tras tus celosías de magia y fulgor
y hoy, Alhambra, yo te encuentro prisionera
de recuerdos impregnados de dolor.

Cuando el sol juega a esconderse
por la montaña al salir,
parece un parto de virgen
que hasta el mundo se estremece
cuando la siente parir.

Un lamento por tus cerros
se siente al amanecer,
es Federico el que llora
porque le muerden los perros
hasta hacerle fenecer.

¡Hermosa y bella Granada!
Eres trópico, eres luz,
eres la reina embrujada.
Y por tu Sierra Nevada
eres la estrella del Sur.
Cayetano Bretones - Goreño

Fotografía de Fernando Marcos

COMO UN ÁRBOL

COMO UN ÁRBOL COMO UN ÁRBOL

Me siento como un árbol trasplantado
de una tierra fría, áspera y gredosa,
a otra tierra más suave y generosa
de nutrientes y sol alimentado.

Florecer y crecer en éste estado
debe ser mi función agradecido
por el calor que siempre he recibido,
pero algo en esta tierra me ha faltado.

¿Qué impide a mi raíz profundizar
para dar fortaleza a mi ramaje
y el fruto del amor yo pueda dar?

¿Será que mi semilla al germinar,
embriagada de luz y de paisaje
me condenó por siempre a no olvidar?

Cayetano Bretones - Goreño

Disfrazada va la pena

Disfrazada va la pena DISFRAZADA VA LA PENA


Disfrazada va la pena
con esclavina de plata,
zapatos acharolados
con su vestido alelí,
y en sus labios de rubí
una sonrisa que mata.

La mentira va en los ojos,
pero no en su corazón;
aunque se ven los reflejos
que le produjo el dolor
de un desengaño amoroso,
porque la engañó el amor.

Con su larga capa blanca
radiante sale a la calle,
mostrando en su fino talle
el balanceo de una barca
navegando por el río
o por la tranquila playa.

Paseando va la pena
derrochando fantasía,
y cuando ve a la alegría,
se derrumba su ilusión,
el alma y el corazón,
porque se ve sorprendida.

Maldice su suerte y deja
de ser bella y seductora:
se ve como una impostora
que le traerá su condena,
de lo que se queja y llora
porque vuelve a ser la pena.
Goreño

EXAMEN DE CONCIENCIA

EXAMEN DE CONCIENCIA EXAMEN DE CONCIENCIA


Al hacer el recuento cada noche
del saldo que resulta en mi conciencia,
el Debe me arruina la paciencia
y el Haber se convierte en un reproche.

Sin ser ladrón, verdugo, ni traidor,
veo que no cumplo fiel en lo esencial,
ni me doy por entero a los demás,
lo que indica que puedo ser mejor.

Vivir para vivir no es suficiente,
hay que caminar dejando una estela
de pacífico amor, de paz, de entrega,
aprendiendo y enseñando fielmente.

Pero antes de practicar esta norma,
preparemos primero el corazón
a saber decir: Lo siento, perdón,
sin alterar la esencia ni la forma.

Si consultas tu mente investigando
dónde habita el error y la malicia,
no te extrañes si ves a la justicia
de la mano de un necio caminando.

Siempre estará presente la razón,
corrige entuertos y tapona heridas,
pero nunca se den por admitidas
las propuestas que ofrece el corazón.

No dejes que el corazón sea tu juez,
verdugo, ni tampoco tu señor;
pues suele ser farsante en el amor,
y traidor, casi siempre, aun sin querer.

Sólo veo la verdad en mi conciencia
de lo que he sido, soy o pueda ser,
ni me veo como esclavo de un deber
que haga de la mentira una obediencia.

No pretendo ser modelo ni astro
en ninguna faceta de la vida,
pero si alguien lamenta mi partida
que sea por la limpieza de mi rastro.

Cayetano Bretones - Goreño
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

DE ESCLAVA A SEÑORA

DE ESCLAVA A SEÑORA DE ESCLAVA A SEÑORA


Sortilegio de estrellas, música y luces,
Dios se recreó en mi santa Andalucía
alumbrando el sendero a los andaluces
para que no erraran en la travesía
que el destino cruel les había marcado,
viendo en cada paso su filosofía,
confundiendo el llanto sordo y descarnado,
con jarana, fiesta, cante y alegría.

Pero ya no me confunden tus guitarras,
ni tu cante el corazón me desespera,
ni al oírte las entrañas me desgarras;
porque de humillada, oprimida y postrera,
en tu duro caminar hacia el progreso,
has pasado a ser digna y bella señora,
siendo remozada y sin perder por eso
tu gracia personal y belleza austera
que despierta pasión, gozo y embeleso.

Ya sabes reír sin quiebros ni quejidos,
y cuando suspiras, lo haces dignamente:
la copla no es el motor de tus latidos
que te han hecho famosa, muy vagamente,
con el sello grotesco de Andalucía;
porque tu talento, sencillo y brillante,
sólo Dios y tus hijos lo conocían,
cuando el poderoso no quiso escucharte
y tus deudos de cuna no te veían.
Goreño

UN DIOS A MI MANERA

UN DIOS A MI MANERA UN DIOS A MI MANERA

A veces siento en el alma
un pozo que no se llena:
es como un eco lejano
que yo no puedo acallar.
No sé si será locura,
no sé si será por miedo,
no sé si será ceguera.
Pero cada vez que siento
en el templo de mi alma
las campanadas repicar,
me queda siempre la duda
de si es Dios el que me llama,
o me afano en buscar algo
que nunca puedo encontrar.
Quiero ver y no lo veo
a ese Dios que yo amo,
a ese Dios en quien creo:
hasta pienso que los hombres
me lo cambiaron por otro
más soberbio y terrenal;
porque nada más me acerco
para contarle mis penas,
para decirle que el mundo
es un mercado de buitres,
de deshonra y falsedad,
ese Dios que me enseñaron
se aparta de mi camino
y se aleja más y más.
Por eso yo me he inventado
otro Dios a mi manera,
hasta que al fin veo en mi alma
sosiego, paz y reposo,
pero sigo en la ceguera.
Goreño

ME LAMENTO

ME LAMENTO ME LAMENTO


Si yo fuera poeta, aunque fuera un día,
y expresar pudiera lo que llevo dentro,
los más hermosos versos yo escribiría
hasta hacer de nuestro amor un monumento.

Si yo pudiera ser Dios, tan sólo un día,
y al hombre controlara sus sentimientos,
la pobreza en el mundo se acabaría,
aunque a la cruz volviera con mil tormentos.

Si yo fuera la justicia, un sólo día
y revisar pudiera los atestados,
a muchos inocentes liberaría
y encerraría a culpables y malvados.

Si yo fuera el honor, sólo por un día,
la dignidad a los hombres yo les diera,
y sin soberbia, arrogancia o cobardía,
sin dejar de ser hombres, la defendieran.

Me lamento de vivir en este mundo
corrompido de malicia y ambición,
rebajando la verdad a cieno inmundo
y dando a la mentira rango de honor.

Me lamento de ser cómplice obligado
de este mundo gris de grandes falsedades,
donde la virtud parece ser pecado
y el pecado es virtud lleno de bondades.

Me lamento de vivir en este mundo
sin esperanza de ver otro mejor;
porque me siento perdido, ciego y sordo
y no veo el camino que me lleve a Dios.

Me lamento de ver tanto iluminado
haciéndonos ver un falso paraíso,
cuando vemos que el mundo sigue plagado
de Mesías sin honor ni compromiso.

Me lamento, sin más, de ver que unos pocos
despilfarran lo que muchos necesitan,
cuando hay niños que sólo comen sus mocos
y nadie les oye por mucho que gritan.
Goreño
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

HERIDAS DEL AMOR

HERIDAS DEL AMOR HERIDAS DEL AMOR

Ya tengo la pluma en la mano y el papel en blanco frente a mis ojos como un testigo acusador esperando lo emborrone con mis cuitas y evocaciones que los años se encargan de hacerlos presentes a la vez que se distancian.

Me reclino en la mesa con la mano en la frente, y al empezar a remover los archivos de mi memoria, con la primera ficha que me encuentro es en la que guardo mis anotaciones de la adolescencia.
Sin poder evitarlo, un ligero escalofrío recorre mi espina dorsal, y siento que la nostalgia invade mi corazón. Desde este momento, aunque volcara todo mi entendimiento y voluntad, ya no podría escribir otra cosa que no estuviera relacionada con esas fechas.

De repente, una figura de mujer irrumpe en mi memoria y se abre paso con la autoridad que impone el derecho a ocupar su espacio en mi corazón. Las palabras fluyen precipitadamente sin orden ni concierto, esperando ser hilvanadas para darles sentido y coherencia, pero algo me impide concentrarme y poner en orden mis ideas. Es morena, de abundante cabellera rizada que se desliza juguetona por su escultural busto, como una diosa de las moradas celestes del Olimpo. El eco de su contagiosa sonrisa me enloquece. Su mirada dulce de ojos negros azabache despiertan mi deseo y siento su aliento que pasa como una brisa mañanera acariciando mi cuello. Su recuerdo, a la vez que me introduce en un mundo mágico, en el que la felicidad no tiene fronteras, me despierta también los fantasmas ya dormidos del dolor.

Es una contumaz añoranza que no me abandona y me persigue, ya que aquella mujer sigue siendo la depositaria de la clave que contiene mi felicidad. Fue mi primer amor, y sigue siendo el primero, el único, el gran amor de mi vida que, como llama del infierno, nunca se extingue..

Junto a ella divisé, tal vez por vanidad enfermiza, el pórtico del Edén, y todos los caminos me llevaban hacia él sin un obstáculo que entorpeciera mi paso. Sin ella me siento un anacoreta del amor, un apátrida que no encuentra su espacio ni su identidad.

Ya es tarde, pienso; aunque, tal vez, sin merecerlo, la vida me ha regalado otros dones, pero me ha negado el derecho a elegir y disfrutar de la mujer con la que todos mis sueños y fantasías se hubieran convertido en realidad, mi realidad.
Goreño

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres