Blogia
Calavera Infernal

Apócrifo

Y su nombre era Luar

Y su nombre era Luar (Sacado de espaciolatino.com. Aprovecho esta magnífica historia para dedicársela a Gisela y a Jesús, donde estéis)

–Sé que va a ser difícil que me creas, pero te juro que es verdad, – dijo Mauricio con expresión sombría, mientras daba otra chupada a su cigarrillo.

–No veo por qué no habría de creerte. Cuéntame; te escucho. –lo animé.

Estábamos sentados en el murallón a la orilla de la bahía. Agonizaba la tarde en aquel domingo de verano, pero la temperatura era todavía sofocante. No muy lejos, sobre unas rocas, cientos de gaviotas se amontonaban preparándose para pasar la noche. Algunos metros detrás nuestro el tránsito de vehículos era intenso; la gente regresaba de las playas. Del otro lado de la bahía el perfil de la ciudad y el colosal puente de acero –cual gigantesco dinosaurio vigilando la entrada de la bahía – formaban una vista impresionante. Muchas veces iba a ese lugar a disfrutar de aquel panorama, uno de los más espectaculares de Sydney. Esa tarde tan calurosa había decidido acercarme allí a gozar del aire fresco de la costa cuando casualmente me encontré con Mauricio, a quien hacía años que no veía. Mientras caminaba por la avenida que bordea la bahía, le había visto sentado en el murallón contemplando el mar. Al acercarme nos habíamos reconocido.

–¡Daniel! ¡Cuánto me alegro de verte! – me había dicho extendiéndome la mano con cordialidad.

Y mientras conversábamos sobre trivialidades, comprendí que algo en su mente parecía poner un peso enorme sobre sus hombros.

–Conozco bien este lugar –me dijo. –Cuando estaba casado con Ligia, vivíamos en un departamento ahí a la vuelta y veníamos a caminar por aquí. Aquellos eran los good old days, como se dice aquí.

–¿La has vuelto a ver?

–No. Después del divorcio ella se volvió a casar y se fue a vivir a Melbourne. –Luego de un momento agregó: –¿Y tú ahora vives por aquí?

–No –respondí –Yo vivo donde siempre; pero me gusta venir aquí y en el coche me toma sólo quince minutos, por lo que vengo con frecuencia.

Hubo un momento de silencio. Hacia el oeste las nubes adquirían fuertes tonalidades violáceas, y los altos edificios de la ciudad se transformaban en una negra silueta que se iba moteando de luces. Un pequeño velero se acercaba lento a su lugar de amarre. Una señora que paseaba su perro pasó junto a nosotros sin mirarnos. Un chico en su bicicleta cruzó raudo, casi rozándonos. “Sorry, sir” dijo con cortesía.

–Yo también vengo aquí muy a menudo, –comentó Mauricio, luego de unos minutos.

–¿Nostalgia de los good old days? –pregunté con algo de ironía.

–Bueno, al principio sí, pero ahora es por otra cosa. Pero no sé si me vas a creer.

–Por favor, habla. Te escucho. –Había conseguido despertar mi curiosidad.

–Mira, es mejor que caminemos, porque todo comenzó una noche, hace unos tres meses, en aquella esquina –dijo, y me señaló una bocacalle a unos cincuenta metros de distancia, en la que había una parada de autobús y una estación de gasolina. Luego prosiguió:

–Era un sábado y como siempre, vine a caminar por aquí porque me recordaba tiempos felices. Era un atardecer agradable; se oía música de un ferry que navegaba lentamente por la bahía. Luego de una hora o algo así decidí volver a casa. Al llegar a la parada del autobús, esa que ves allí, me detuve a esperar el mío. En ese momento la vi; delgada, de pelo negro, rostro pálido y ojos vivaces de un color indefinido, muy atractiva, no sé por qué tuve de inmediato la impresión de que hablaba nuestro idioma. Llevaba un vestido blanco y en el porte me recordó a Ligia, aunque… solamente en eso; al acercarse noté que era más joven… y mucho más bonita. Me miró y sonrió; me sentí tan atraído por aquella sonrisa, que decidí hablarle. Pero ella se me adelantó: “Hola”, dijo. “¿Ah, hablas español?”, le pregunté algo sorprendido. “Claro; igual que tú,” fue su respuesta. “¿Y cómo sabes que yo…?” le pregunté. “Pues no puedes negar que eres de mi tierra”, me dijo. “Tu aspecto… tu rostro, te delatan”.

“Entablamos conversación y enseguida me sentí cautivado por aquella joven mujer. Tenía algo especial, y aquella sonrisa serena, que no se borraba de su rostro ni por un instante, me resultaba irresistible. Caminamos juntos hasta aquella esquina, muy calmos, hablando apenas, y luego regresamos; ella parecía no tener prisa, y yo me encontraba muy a gusto. Ella me tomó el brazo y yo no pude contenerme y le acaricié el cabello y la mejilla; el contacto tibio de aquella piel me produjo una sensación como hacía mucho que no sentía. En esos momentos vi que se aproximaba un autobús y le pregunté si era el suyo. Sin dejar de sonreír negó con la cabeza y suavemente la recostó en mi hombro. El autobús se detuvo y descendieron dos señoras mayores; nos miraron con indiferencia, una de ellas sonrió con amabilidad, y se alejaron. El autobús partió y nuevamente quedamos solos en la noche serena. De pronto tuve un impulso súbito, le enlacé la cintura y la besé con pasión. Ella se entregó al beso sin resistirse. Entonces le dije ‘Mi nombre es Mauricio; ¿cómo te llamas tú?’ Estuvo un momento en silencio y luego habló: ‘Luar’, dijo casi en un susurro. ‘¿Luar? Qué nombre extraño’ le dije, ‘¡pero qué hermoso!’ Ella hizo un gesto alegre con la mano. ‘Fue idea de mi padre’, dijo, ‘por una novia brasileña que tuvo…’.”

Mauricio interrumpió su relato por un momento, se pasó la mano por el cabello y se detuvo. Habíamos llegado a la parada del autobús, y noté que miraba nervioso a su alrededor como esperando ver a alguien. Encendiendo otro cigarrillo continuó:

“No me contó nada de sí misma, pero yo me encontraba tan a gusto que no me preocupé en saber más. Al cabo de un rato comprendí que no podíamos quedarnos allí indefinidamente y le dije: ‘Te invito a cenar, ¿quieres?’ ‘Estupenda idea’ dijo, sin dejar de sonreír, y luego recostó con ternura su rostro contra mi pecho. Le acaricié el cabello y por un instante pensé que aquello era demasiado hermoso; era como un sueño. –Mauricio hizo una pausa. –Pero no era un sueño, Daniel; sucedió aquí mismo. Le pregunté entonces: ‘¿Conoces algún sitio donde podamos comer algo?’ ‘Sí, ven conmigo’ respondió y me tomó la mano. Caminamos hacia allá, ¿ves? y donde está aquella farmacia doblamos a la derecha. A un par de cuadras de allí hay una vieja casona, que estaba muy iluminada, y a ella nos dirigimos. Era un restaurante, y estaba bastante concurrido. En un jardín bien cuidado había mesas con sombrillas, al estilo europeo. Entramos; ella se adelantó y habló un instante con un camarero; él le señaló una habitación a la izquierda y ella, tomándome la mano de nuevo me condujo a la misma. El restaurante ocupaba tres o cuatro habitaciones de la planta baja. Ella eligió una mesa junto a un ventanal, y nos sentamos. Una música suave, de allá de nuestra tierra, se oía en algún lado. Mientras leíamos el menú pude examinarla con calma; era realmente hermosa. En el dorso de su mano derecha noté un pequeño tatuaje. Suavemente le tomé la mano y la observé de cerca: era una flor. ‘¿Y esto?’ le pregunté. ‘Es una larga historia’ me contestó ‘Fue por una apuesta tonta, después te contaré’. Ella eligió los platos y cenamos ligeramente pues ninguno de los dos tenía mucho apetito. Recuerdo que hablamos de música. Ella no parecía querer hablar de sí misma y yo opté por no preguntar. Bebimos una botella de vino y después de un rato yo me sentí algo mareado. Mientras tomábamos el café decidí contarle algo de mí; le hablé de mi matrimonio, de cómo Ligia me había jugado sucio, lo del divorcio y demás. Ella me escuchaba atenta, mirándome con su dulce sonrisa. Le tomé la mano, y ella jugueteó un buen rato con mis dedos.

“Luego del café ella dijo ‘Ven conmigo’. Miré mi reloj; eran más de las diez. Se levantó tomándome la mano y por una larga escalera me condujo al segundo piso; caminamos por un pasillo y entramos a una habitación en penumbras. Había allí una cama, varios muebles y una ventana que mostraba la bahía en todo su esplendor. Una luna llena se había levantado sobre el horizonte y lucía redonda y enorme como sonriendo a través del cristal; su luz iluminaba tenuemente la habitación. Ella me abrazó con lentitud y acarició mis cabellos con suavidad; recostó su cara contra mi pecho y yo aspiré aquel perfume que me embriagaba. Un momento más tarde no pude contenerme: la levanté en mis brazos y la deposité sobre el lecho. Comencé a desvestirla y el contacto de su piel me excitó más aún. La luz de la luna se reflejó en su cuerpo desnudo y pude apreciar la perfección de sus formas”.

Mauricio hizo una pausa, y luego de un instante continuó:

“De pronto mi mente tuvo un instante de lucidez. ¿Cómo aquella mujer tan hermosa se ofrecía a mí apenas tres horas después de conocerme? Además, ella conocía bien la casa; era evidente que había estado allí muchas veces. ¿No sería una ‘pro’? Entonces le tomé ambas manos y le dije: ‘Luar, perdóname, pero… ¿cómo es que conoces este lugar tan bien?’ Entonces ella se sentó en la cama y sin dejar de sonreír, me miró por un momento sin hablar; finalmente dijo: ‘Cariño, este restaurante es de mi familia. Ese camarero es mi hermano’. El oírle llamarme ‘cariño’ me causó una emoción que no puedo describirte; ¡hacía tanto tiempo que nadie me llamaba así! Su explicación parecía tener sentido, pero mi mente lógica no estaba conforme. ‘¿Y tú haces esto en forma regular? ¿Traes clientes de esta manera?’, le pregunté con cierta ironía. Entonces, por primera vez dejó de sonreír y su rostro se ensombreció. Con lentitud tomó la sábana y cubrió con ella su desnudez. ‘No, no pienses eso; por favor. Lo que pasa es que… tú me gustas mucho… desde el momento que te ví… no sé, creo que me estoy enamorando de ti’. ‘¿Pero cómo es posible, si apenas nos conocemos?’ le dije incrédulo, aunque también yo sentía por ella una tremenda atracción. Ella continuó: ‘Está bien, te seré sincera; es porque tú… me recuerdas a alguien. Eres como la reencarnación de alguien que hace mucho tiempo… fue muy importante para mí’. Y luego de un prolongado silencio, me contó que unos años antes, su prometido, con sólo veinticinco años, había muerto en un accidente automovilístico.”

Mauricio hizo una pausa en su narración y encendió otro cigarrillo. La expresión de su rostro me empezó a preocupar.

–Lo que sucedió después –dijo mirándome fijamente –es lo más increíble. Esto no se lo he contado a nadie, Daniel, porque… –se interrumpió –Mira, no te culpo si no me crees, pero … no pienses que he perdido el juicio, ¡te lo suplico!

–Yo no pienso nada; por favor, sigue contando; te hará bien compartirlo con alguien, –le urgí con mi curiosidad en aumento.

–Pues… no muy convencido de que lo que me contó fuera cierto, cuando ella comenzó a acariciarme nuevamente comprendí que no podría resistir más, y le dije: ‘Mira, creo que deberíamos tomar precauciones, ¿no crees?’ Me miró esbozando una sonrisa y movió la cabeza en un gesto ambiguo. ‘Como tú digas’; dijo en un susurro, mientras me besaba en la mejilla. ‘Allí en la esquina hay una farmacia. Voy y vuelvo en un minuto’, le propuse. ‘Está bien, haz lo que quieras, cariño’ me dijo y se recostó en la almohada, mirando hacia el ventanal. La luna le iluminó el rostro, y sus ojos reflejaron su luz en forma extraña. En mi vida he visto algo tan bello, Daniel. ¡No te lo puedes imaginar!”

Una vez más Mauricio se quedó callado mirando al vacío, y tuve que insistir, impaciente:

–¿Qué pasó después? ¡Cuéntame!

–Pues… por un momento vacilé. Pero pensé en estas enfermedades que hay ahora, como el Sida y demás. Salí de allí y me dirigí rápido a la farmacia; no habré tardado más de algunos minutos, pues la farmacia había cerrado. Cuando regresé a la casa, asómbrate, Daniel, ¡todo estaba a oscuras y en total silencio! Por un momento pensé que habría llegado la hora de cierre, pero al acercarme noté con asombro que aquella casa estaba deshabitada. El césped del frente era un pastizal. Los vidrios de algunas ventanas aparecían rotos, y todo el lugar daba la impresión de abandono. Estuve unos minutos sin saber qué hacer. Por fin me decidí y acercándome a la puerta golpeé varias veces. Inútil; la casa estaba desierta. Fue tal la confusión que me asusté, te confieso, y me alejé corriendo. Cuando encontré un taxi, lo tomé y me fui a mi casa sin saber qué creer ni qué hacer.

Mauricio hizo una pausa y yo me atreví a sugerir:

–¿No sería… el vino, Mauricio? ¿O un sueño, tal vez?

Me miró con una expresión de angustia y respondió:
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ness Disfrutando de la Teta de las Vacaciones

Ness Disfrutando  de la Teta de las Vacaciones La Agencia SEXI (Servicio Exprés del Infierno) ha conseguido unas fotos sobre los momentos más felices de las vacaciones de Ness... Así era la instantánea recogida por nuestros Paparachis más avispados...

DIARIO DE UN ESTUDIANTE

DIARIO DE UN ESTUDIANTE 07.45 a.m - Suena el despertador
09.45 a.m - Pablo se despierta vestido, desayunado y duchado en la
biblioteca sin tener muy claro como ha llegado hasta alli.
09.46 a.m - Pablo se quita una legaña
09.47 a.m - Pablo se quita otra legaña
09.48 a.m - Otra legaña.
10.00 a.m - Pablo saca los apuntes, el discman y se pone a mirar al
infinito
10.30 a.m - Un pibon de escandalo se cruza entre Pablo y el
infinito
10.31 a.m - Ereccion
10.32 a.m - Pablo posa la vista sobre los apuntes y comprueba que
estan en Arameo.
10.33 a.m - Pablo busca un diccionario de Arameo.
10.34 a.m - Pablo descubre un dicionario Arameo - Binario.
10.36 a.m - Pablo recibe un curso intensivo de binario.
11.00 a.m - Pablo descubre al intentar traducir los apuntes que
estan en español.
11.01 a.m - Pablo maldice al Jebi por tener esa letra de mierda.
11.02 a.m - Pablo anota en el dorso de la mano "Cortar manos Jebi
la proxima vez que le vea"
11.03 a.m - Pablo vuelve a posar su mirada en el infinito
11.35 a.m - Pibon.
11.36 a.m - Ereccion
11.45 a.m - Pibon
11.46 a.m - ereccion.
11.47 a.m - Pablo se plantea bajar a los baños y arreglar sus
problemas de atencion mediante el onanismo o cambiar de sitio y
ponerse de cara a la pared.
11.50 a.m - Descanso para un cigarro
13:50 p.m - Vuelta a la biblioteca tras 27 cigarrillos y un cancer
de pulmon.
13:51 p.m - Pablo mira los apuntes y descifra la primera linea
13:52 p.m - Descanso para comer
15:45 p.m - Regreso al estudio
15:56 p.m - El infinito intenta acaparar la atencion de Pablo. Para
evitarlo, Pablo hace garabatos en un hoja.
16:00 p.m - Etapa rosa de Pablo.
16:30 p.m - Etapa azul de Pablo
17:00 p.m - Etapa cubista. Pablo anuncia su retirada del mundo de
la pintura.
17.01 p.m - Pablo vuelve a mirar los apuntes
17.02 p.m - Pablo se rasca la cabeza
17.03 p.m - Pablo descubre que se ha equivocado de apuntes.
17.10 p.m - Intento de suicido frustrado de Pablo: los folios no
cortan lo suficiente.
17.15 p.m - La malvada inopia secuestra a Pablo.
17.30 p.m - Pablo visita Babia
17:45 p.m - Pablo visita las Nubes
18:00 p.m - Pablo visita La Parra
18:20 p.m - Pablo fija la vista sobre los nuevos apuntes
18:30 p.m - Ereccion injustificada. Pablo conversa con sus
genitales: "¿que has visto tu que no he he visto yo?
18:31 p.m - Descanso para un cigarro.
21:00 p.m - Vuelta a los estudios tras tres cervezas, un patxaran y
45 cigarros. Enfisema pulmonar.
21:01 p.m - Pablo mira los apuntes
21:02 p.m - Pablo se rasca la cabeza otra vez.
21:03 p.m - Pablo descubre que se ha vuelto a equivoca de apuntes
21:07 p.m - Nuevo intento de suicido frustrado: la cabeza no cabe
en la taza del water.
21:10 p.m - Pablo escapa de la inopia, del infinito y de un grupo
de ninfomanas empeñadas en provocarle continuas erecciones.
21:45 p.m - Pablo lee y asimila tras un arduo esfuerzo las quince
primeras paginas del temario.
21:46 p.m - Pablo descubre una nota a pie de pagina: "Las 15
primeras paginas no entran a examen"
21:47 p.m - Tercer intento frustrado de suicidio: tras envolverse
en apuntes, Pablo descubre que el mechero no enciende.
21:50 p.m - Pausa para un cigarro
22:30 p.m - Retorno a los estudios
22:31 p.m - Pausa para otro cigarro
23:00 p.m - Vuelta a los estudios
23:01 p.m - Reflexion: "me quedan exactamente dos horas de estudio"
23:02 p.m - Ataque de angustia existencial.
23:30 p.m - Pablo se hace a la idea de estudiar seriamente la hora
y media que queda.
23:31 p.m - El sujeto frente a Pablo,futuro ingeniero de
telecomunicaciones, empieza a roncar.
23:45 p.m - Pablo se deshace del cadaver de un exfuturo ingeniero
de telecomunicaciones.
23:46 p.m - Descanso para coger algo de comida basura de la maquina
de la entrada
23:55 p.m - Descubrimiento de que el sandwich de cangrejo llevaba
caducado un cuatrimestre
23:56 p.m - Pausa para vomitar
00:00 a.m - Retorno a los estudios. Proposito firme de estudiar la
ultima hora que queda.
00:01 a.m - Suena el movil. Pablo maldice.
00:02 a.m - Pablo escapa de las manos de el resto de los
estudiantes que pretenden lapidarlo con pesados volumenes de
ingenieria.
00:03 a.m - Pablo coge el movil. Pablo cuelga al escuchar: "¿Que,
estas estudiando mucho?".
00:04 a.m - Pablo tira el movil a la papelera.
00:05 a.m - Pablo posa su mirada sobre los apuntes.
00:45 a.m - Pablo se despierta con los apuntes pegados a la cara.
00:46 a.m - Pablo vuelve a mirar los apuntes
00:55 a.m - Pablo se despierta con los apuntes pegados de nuevo a
la mejilla mientras suena por megafonia "La biblioteca cerrara sus
puertas en cinco minutos"
00:56 a.m - Pablo mira los apuntes
00:57 a.m - Pablo se rasca la cabeza
00:58 a.m - Pablo descubre que se ha equivocado por tercera vez de
apuntes.
00:59 a.m - Ingestion de media tonelada de apuntes fotocopiados:
les falta sal.
01:00 a.m - Pablo abandona la biblioteca satisfecho por su completo
aprovechamiento de las horas alli pasadas.
01.01 a.m - Pablo enciende un cigarrillo.
01:02 a.m - Pablo se lanza bajo las ruedas de un camion de 18 ruedas.

Susto de Nofret

Susto de Nofret Así se quedó Nofret al averiguar la fra. de la nueva venda "Eternity". Y es que como es tan pija en sus aficiones por la moda , su economía luego no puede resistir los alabaranes que llegan a su casa

Agencia EXI

NO se pasó EL ARROZ

NO se pasó EL ARROZ Delegación Infernal visita la huerta Murciana.

La Cigarra y la Hormiga (Fábula reciclada).

La Cigarra y la Hormiga (Fábula reciclada). Tan cierto como que el sol sale cada dia.

Había una vez una Hormiguita y una Cigarra que eran muy amigas.
Durante
todo el otoño la Hormiguita trabajó sin parar, almacenando comida para
el
invierno. No aprovechó el sol, la brisa suave del fin de tarde ni de
la
charla con amigos tomando una cervecita después de un día de labor.

Mientras, la Cigarra sólo andaba cantando con los amigos en los bares
de
la
ciudad, no desperdició ni un minuto siquiera, cantó durante todo el
otoño, bailó, aprovechó el sol, disfrutó muchísimo sin preocuparse con
el mal tiempo que estaba por venir.

Pasados unos días empezó el frío, la Hormiguita, exhausta de tanto
trabajar
se metió en su pobre guarida repleta hasta el techo de comida. Pero
alguien la llamó por su nombre desde afuera y cuando abrió la puerta
tuvo una sorpresa cuando vio a su amiga Cigarra dentro de
un Ferrari con un valioso abrigo de pieles. La Cigarra le dice:
- Hola amiga! Voy a pasar el invierno en París. Podrías cuidar de mi
casita?.

La Hormiguita respondió:
- Pues claro! Sin problemas. Qué sucedió?. Dónde conseguiste el
dinero
para
ir a París, comprar este Ferrari, y ese abrigo tan bonito y caro?.

Y la Cigarra respondió:
- Imagínate que yo estaba cantando en un bar la semana pasada y a un
productor le gustó mi voz y firmé un contrato para hacer shows en
París. A propósito, necesitas algo de allí?.

- Si, dijo la Hormiguita. Si encontraras a La Fontaine (autor de la
fábula
original), mándalo de mi parte a tomar por el culo!!!

Moraleja: Aprovecha la vida, aprende a dosificar trabajo y diversión,
pues trabajar demasiado sólo trae beneficios en las fábulas de La
Fontaine.

Trabaja, pero disfruta de la vida. Es única.
Si no encuentras tu media naranja, no te desanimes, busca medio limón,
ponle azúcar, ron y hielo y
que seas feliz!!!. Y recuerda, vivir sólo para trabajar es hacer el
capullo.

Ser Padres

Ser Padres En 10 lecciones

1) Para vivir la experiencia del embarazo: cuélguese una bolsa de garbanzos a la altura de la panza, agregando un puñado todos los días durante nueve meses. Luego de los nueve meses, abra la bolsa y retire el 10% de los garbanzos.
2) Antes de lanzarse a tener hijos, busque una pareja que ya los tenga y sométalos a estudio. Critique sus métodos para imponer disciplina, su falta de paciencia, sus pésimos niveles de tolerancia, y por haber permitido que sus hijos se porten como salvajes. Sugiera maneras de mejorar el comportamiento de los niños a la hora de acostarse, pedir pipí o comer. Aproveche, será la última vez que tendrá todas las respuestas.
3) Para hacerse una idea de cómo serán las noches, consiga un almohadón húmedo de entre 4 y 6 kilos, y recorra el living llevándolo en brazos, sin sentarse, desde las 5 de la tarde hasta las 10 de la noche. A las 10 suelte el almohadón, ponga el despertador para que suene a las 12 y duerma. Cuando a las 12 suene el despertador, levántese y vuelva a pasear el almohadón por el living mientras canta canciones de cuna en la oscuridad. Repetir a las 2 AM a las 4 AM y a las 6 AM. Opcional: a las 4 AM puede dar una vuelta en auto con el almohadón. Siga esta rutina durante 5 años. Ponga siempre buena cara.
4) ¿Es posible aguantar a los chicos en la casa? Para averiguarlo, unte dulce de leche en el sofá y mermelada en las cortinas. Esconda un trozo de pescado rebozado detrás del equipo de música y déjelo ahí durante todo el verano. Meta los dedos en las macetas y luego arrástrelos por las paredes más limpias. Dibuje encima de las manchas con lápices de color. Compre 5 cachorritos de mastín napolitano y déjelos retozar en su dormitorio.
5) Vestir a un niño pequeño es simple: primero, compre un pulpo y pídale al verdulero una bolsa de red. Trate de introducir el pulpo dentro de la bolsa de manera que no salga ninguno de los tentáculos por los agujeros de la red. No se aflija, le puede dedicar toda la mañana.
6) Niños en edad escolar: Guarde una caja de huevos (vacía). Usando una tijera y un poco de témpera, conviértala en un gracioso cocodrilo. Ahora junte un envase tetra-brik, una pelota de ping-pong y un paquete de cereales vacío y construya una réplica exacta de la Torre Eiffel. Comience este trabajo a las 11 de la noche, que sería la hora en la que se entera que ES PARA MAÑANA. ¡Excelente! Ahora espere las criticas de la maestra jardinera.
7) Cambie el auto de dos puertas por una break. Y no la lave nunca más. Después de todo, es un auto familiar, sin valor de reventa. Compre un helado de chocolate y aplástelo en la guantera. Meta dos monedas de 10 cts. en la compactera o casetera. Compre un paquete familiar de galletitas dulces. Macháquelas un buen rato sobre los asientos traseros. Salga del auto, y arañe ambos lados del vehículo con la llave. ¡Perfecto!
8) Vaya al supermercado. Lleve consigo lo más parecido que encuentre a un niño de menos de cuatro años (una cabra adulta es ideal). Si piensa tener más de un chico, lleve dos cabras. Haga la compra para una semana sin perder de vista las cabras. Mantenga discusiones con los encargados de seguridad del supermercado, subiendo en el escalafón (pero siempre sin perder de vista a las cabras). Cuando llegue al gerente, cambie de supermercado.
9) Darle de comer a un chico: Compre un melón, vacíelo, y hágale un pequeño agujero en un costado. Cuélguelo del techo y déle un golpe para que se balancee. Ahora tome un plato con puré de zapallo. Trate de meter cucharadas de puré dentro del melón, mientras simula ser un avión.. Siga intentándolo hasta terminar la mitad del puré. El resto, viértalo sobre su regazo, y desparrame bastante en el suelo.
10) El aseo de la criatura: Consiga un gato adulto (preferentemente callejero o semi salvaje). Póngase su mejor traje si es hombre o medias y zapatos de tacón alto si es mujer. Llene la bañadera con agua tibia y juguetes de goma. Acto seguido introduzca el gato y lávelo con champú. Luego de enjuagarlo y secarlo con una toalla, siga el procedimiento indicado previamente con el pulpo y la bolsa de red. Repetir todas las noches durante 8 años. Otras actividades recomendadas: camine 4 cuadras por día demorando 35 minutos. Repita todos los días. Inspeccione con detalle cada pucho apagado, chicle o pañuelo de papel usado que encuentre en la vereda. También insectos muertos. Grite hasta que los vecinos se asomen.
desconozco su autor
DEDICADO A TODAS LAS MADRES DEL MUNDO

Piropos

Piropos La auténtica reserva cultural de este país llamado España reside en sus obreros de la construcción. Así pués, es un deber obligatorio conocer su "modus vivendi", para poder comprender mejor su idiosincrasia. Y qué mejor modo que hacerlo a través de su lenguaje. La siguiente lista es un compendio de los mejores piropos recogidos por un equipo de investigación durante los últimos tres años recorriendo diferentes puntos de la geografía española. Veamos como estos mercenarios del andamio piropean a las bellas damas que por su trabajo se acercan.

1. ¡¡¡Me gustaría que fueses un pollo para meterte el palo por el culo y hacerte sudar!!!

2. ¡¡¡Morena!!! ¡¡¡Qué necesitas señalización!!! ¡¡¡Qué con tantas curvas, uno se mata!!!

3. ¡¡¡Si estás así de verde, cómo estarás de madura!!!

4. ¡¡¡Tanta carne y yo en cuaresma!!!

5. ¡¡¡Hay qué curvas!!! ¡¡¡Y yo sin frenos!!!

6. ¡¡¡Dime quién es tu ginecólogo para chuparle el dedo!!!

7. ¡¡¡Mozaa!!! ¡¡¡Tienes dos ojos como dos sartenes que cuando te los miro se me fríen los huevos!!!

8. ¡¡¡Niña!!! ¡¡¡Estás más apretada que los tornillos de un submarino!!!

9. ¡¡¡Quién fuese bizco para verte dos veces!!!

10. ¡¡¡María!!! ¡¡¡Tienes unos ojos que..., que..., que te comería todo el coño!!!

11. ¡¡¡Si fueras barco pirata te comería el tesoro que tienes entre las patas!!!

12. ¡¡¡Señora!!! ¡¡¡Le cambio la hija por un piano y así tocamos los dos!!!

13. ¡¡¡Sería capaz de follarme a tu perro para entrar en tu familia!!!

14. ¡¡¡Estás tan buena que te haría un traje de saliva!!!

15. ¡¡¡Con ese culo te invito a cagar en mi casa!!!

16. ¡¡¡Si me caigo ya se donde agarrarme!!!

17. ¡¡¡Preciosa!!! ¡¡¡Con esa mirada tan dulce me dan ganas de chuparte un ojo!!!

18. ¡¡¡Mozaa!!! ¡¡¡Si tu culo fuera un banco te la metería a plazo fijo!!!

19. ¡¡¡Eso son carnes y no las que hecha mi madre al cocido!!!

20. ¡¡¡Eres más enrollada que las pelotas de mis pinreles!!!

21. ¡¡¡Estas tan buena que te comería con ropa y todo, aunque estuviera un mes cagando trapos!!!

22. ¡¡¡Eso si es un culo y no lo que quita mi madre a los tomates!!!

23. ¡¡¡No te lo vas a creer, pero yo hace 30 segundos era maricón!!!

24. !!! Con un culo tan bonito tienes que cagar bombones!!!

25. ¡¡¡Te comería y me cosería el culo para no cagarte!!!

26. ¡¡¡Guapa!!! ¡¡¡Que meas colonia!!!

27. ¡¡¡Si tu fueras mi madre, mi padre dormía en la escalera!!!

28. ¡¡¡Guapa!!! ¡¡¡Te voy a dar raboterapia!!!

29. ¡¡¡Tienes un polvo que no te lo quita ni el "Centella"!!!

30. ¡¡¡No tengo pelos en la lengua porque tú no quieres!!!

31. Bueno, ¿qué? Digo alguna tontería o me la chupas aquí mismo.

32. ¡¡¡Los que se echan un paja pensando en tí mueren de sobredosis!!!

33. ¡¡¡Dime cómo te llamas y te pido para los Reyes!!!

Pensamiento del Día

Pensamiento del Día ¡NUNCA CONTENGAS UN PEDO!

Ellos suben por tu columna vertebral a tu cerebro y de ahí salen las ideas de mierda

Examen Infernal

Examen Infernal Caso real de examen de Termodinámica en Físicas
(Valladolid).

Un profesor un poco cachondo de Termodinámica había
preparado un examen
para sus alumnos. Éste tenía una sola pregunta: "¿Es
el Infierno
exotérmico (emite calor)?... ¿o es endotérmico
(absorbe calor)?. Justifica
tu respuesta."

>La mayor parte de los estudiantes escribieron su
respuesta basándose en la
>Ley de Boyle (el gas se enfría cuando se expande y se
calienta cuando se
comprime) o alguna variante.

Un estudiante, sin embargo, responde lo siguiente:

"Primero, necesitamos saber cómo varía en el tiempo
la masa del Infierno.
Así, necesitamos saber la frecuencia con la que las
almas entran en él y
la frecuencia con la que salen.

Opino que podemos asumir sin ninguna duda que, una
vez que un alma ha
entrado en el Infierno, ya no sale nunca más. Así
pues, no hay frecuencia
de salida.

Para calcular cuántas almas entran en el Infierno,
tengamos en cuenta las
distintas religiones que existen hoy en día en el
mundo.

Algunas de estas religiones afirman que, si no eres
miembro de ella, irás
al Infierno. Debido a que hay más de una de estas
religiones y teniendo en
cuenta que una persona no pertenece a más de una
religión al mismo tiempo,
podemos afirmar que toda la gente y todas sus almas
van al Infierno. Con
las tasas de natalidad y mortalidad llegamos a la
conclusión de que el
número de almas que ingresan en el Infierno crece
exponencialmente.

Ahora, miramos la variación del volumen del Infierno
ya que la Ley de
Boyle establece que, para que la temperatura y la
presión en el Infierno
permanezcan invariables, el volumen de éste se tiene
que expandir según se
van añadiendo almas. Esto nos da dos posibilidades:

1. Si el Infierno se expande a una velocidad más baja
que la frecuencia a
la que entran las almas, entonces la temperatura y la
presión en el
>Infierno se incrementarán hasta que éste reviente.
>
>2. Por supuesto, si el Infierno se expande a una
velocidad mayor que la
>frecuencia de entrada de almas, entonces la
temperatura y la presión
>caerán hasta que éste se congele.
>
>Así pues, ¿cuál es la conclusión?
>
>Si aceptamos el postulado que enunció mi compañera
Rocío López en el
>primer año de carrera y que decía algo así como: "El
Infierno se congelará
>antes de que yo me acueste contigo", y dado el hecho
de que todavía no lo
>he conseguido, entonces el enunciado número 2 no
puede ser cierto así que
>la respuesta es:
>EL INFIERNO ES EXOTÉRMICO"
>
>Observación: el alumno obtuvo Matrícula.

X Cuento

X Cuento Érase una vez una isla en la que cortaban la pirula a todos los
hombres al
cumplir los 30 años de edad.

La tala era llevada a cabo de una forma muy especial, ya que la
hacían
según la profesión.
Aquel año, llegado el día del evento, había una
fila enorme de hombres, todos llorando.
Profesión del primero, carpintero: se la cortaron con un
serrucho.
Profesión del segundo, albañil: se la reventaron a ladrillazos.

Profesión del tercero, carnicero: con un enorme cuchillo.
Y así, sucesivamente...
Pero el último de la
fila se meaba de la risa.

Un empleado gubernamental le dice:Vamos a ver, imbécil, estamos
a punto de
cortarte el pajarito y te estás partiendo de risa. ¿Me quieres
decir de qué
te ríes?

De que vendo helados. Y os vais a hartar de
chupármela hasta que se caiga.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1+1=3

1+1=3 Ellas lo tenían claro, su vida estaría unida irremediablemente para siempre desde el día de su creación. No podían vivir juntas, pero tampoco sabían cómo hacerlo por separado.
Sus existencia transcurría a la par, una no era nada sin la otra; ni la otra sin la una. Desde muy pronto aprendieron que necesitaban algo en sus vidas, y así escogieron al tercero en discordia, y desde entonces nada se interpuso entre ellas…

Ningún obstáculo, toda situación imaginable era posible… Sus juegos, sus planes… Fueron muy fecundas, dieron a luz a multitud de hijos… Pero todo partía de su unión, de ese terceto inseparable. Estaban todos los días en el candelero, y nunca se cansaban…

Era del todo punto imposible, la sola desaparición de uno de los tres daría al traste con la vida del otro, así que luchaban por la existencia del grupo:

Vida, Muerte y Amor, era el Trío por excelencia.

Se anuncia, hoy sábado el éxamen que tendrá lugar el lunes día 11 a las 17:00 a todas aquellas personas que estén interesadas en pertenecer a la organización SeLLa. Vendrán provistos de chismes muy sabrosos y los colgarán en la Sala habilitada a tal efecto... Sólo se admitirán chismes de altura...

Consejo: Vengan con la lengua bien afilada.

Firmado, Mr. ToRo

SeLLa: Informa

SeLLa: Informa La Agencia de Información busca personal para enviar Información al Infierno. Todo tipo de Información. Nuestra organización llevará la siguiente indumentaria:
-Bata guatiné (unisex).
-Pinganillo de comunicaciones "Sonotone" (Trompetilla "Abuelita dime tú").
-Pc Portátil multifunción "Centrino" (Block Unipapel con Inoxcrom color negro).

Mañana se expondrán las pruebas selectivas y la fecha del exámen para el ingreso en la Agencia... Seguiremos informando. Buenos días...

(Jefe de la Agencia Mr. ToRo)

SeLLa: Nueva Agencia de Información

SeLLa: Nueva Agencia de Información El Infierno acaba de inaugurar una agencia de Información secreta. El Jefe de la Agencia se llamará ToRo, nombre en clave por supuesto de (Tomate Rojo) y su móvil personal es el 6666969691. Si quieren enviarle algún emilio, aquí va la dirección ToRo@llamasdelInfierno.com.

Esperamos todas vuestras informaciones, confidentes y chivatos

D. Cerrojote y Pakitanza : Pokito a Poco

D. Cerrojote y Pakitanza : Pokito a Poco Estos dos individuos han vuelto a las andadas, y ahora han metido a un niño en sus negocios para sacar pingües beneficios... El niño se llama Pokito... Esto se Merece el Infierno de por vida.

Historia Infernal

Historia Infernal Existio una epoca en que los hombres eran buscatesoros,todo aquel que ya siendo un hombre, marchaba a lugares inospitos y desconocidos en busca de algun tesoro., y como cuenta la leyenda.
Jimul era un hombre joven muy guapo,el mas valiente y osado de aquel lugar.
Asi emprendio viaje el joven aventurero.
Paso mucho tiempo, recorrio selvas completas, no quedaba lugar que él no hubiese excursionado.
Ya se daba por vencido, cuando una noche de luna llena,observo una luz que salia de una cueva.
Sin miedo alguno se adentro por los oscuros pasillos de aquel tenebrozo lugar.
Camino mucho, mucho tiempo.
Depronto, vio ante sus ojos una tumba sellada,y el nombre inscrito en ella decia " Nofret, Diosa egipcia, sepultada con una maldicion"
Jimul no se atemorizo, al contrario, su curiosidad y ambicion acrecento.
Abrio la tumba y vio una momia,muy bien conservada,y en su pecho la joya mas grande que el hubiese imaginado alguna vez...
Sin penzarlo dos veces, se la arrebato, sus ojos brillaban y la avaricia corria por sus venas. Se quizo marchar, pero una voz le nombro...! Jimul,Jimul!
Aterrado vio ante èl, como la momia habia cobrado vida y se acercaba furiosa a recuperar lo que le habia robado.
Asi este valiente hombre paso a mejor vida.
Dice la leyenda que de vez en cuando en esa cueva, se escuchan los gritos de un hombre y la sonriza de una mujer ...
Aunque actualmente se cuenta, que se escuchan solo risas y alguno que otro gemido de la momia .
Y vivieron felices para siempre.

Diario Calavera: POKITO EL MR.

Diario Calavera: POKITO EL MR. Es tan chiquitín que ni le ví cuando llegue a esta casa preocupada por mi pelu y por mis uñas .Para mí sólo era un niño que hablaba en clave con otra gente a la que me daba miedo responder .Un niño prodigio casi , con esas respuestas inmediatas , con esa cara de insolente , de malo de la clase , de defensor de pobres , de abogao de secano que decimos en mi pueblo ...Pocas veces alguien me ha hecho reir tanto como ese enano chuleta y respondón que se despedía tan circunspecto diciendo salud y presumía de no leer los mensajes de sus amigos , así que empecé a alegrarme cuando veía su nombre (con minúscula , que es como a él le gusta escribirlo) en esa lista chivata en la que todos quedamos apuntados , era garantía de risas , y de pasar un buen rato , y decía mola ( con lo que a mí me gusta decir mola ) , y le gustaba Benedetti. Me encantaba .Y de pronto un día se puso serio y para mi sorpresa serio también molaba , y el niño dejo de parecerme niño y despertó cada vez más mi curiosidad . Esa no iba a ser la única sorpresa . La gran sorpresa fue un poema . Sé que estas cosas no se dicen , que tengo fama de pelota , que puede parecer exagerado , pero no lo es : ese poema fue un shock , fue la estupefacción al leer algo que miles de veces había deseado escribir , el consuelo de saber que alguien más nada en ríos sin agua y grita sin palabras , que hay pieles que se beben y cajas de madera que te hablan de la vida , que el mundo no es uno .Conocí a su hermano mayor ( ese sí da besos , es más lanzado ) , y a su amigo el Pulga (un sobrao , pero sobrao ), y a Churretes (tan preciosísima ), paseé de su mano por el Rastro...Y supe , no sé cómo , que el niño tendría ojos antiguos como el mundo . Cuando por fin pude mirarlos sus ojos eran antiguos como el mundo y jamás me he alegrado tanto de no haberme equivocado . Él es el niño que quiero ser de mayor ( y no me canso de decirlo ,aunque sé que ahora sólo querrá estrangularme ).

Enhorabuena moñas , ten cuidado de no pisarte la banda , que arrastra metro y medio , y quítate ya la chaqueta roja ( por Diossss).

(Fuente sacada del programa ATROSA, por uno de los múltiples reporteros Flojeras)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¡¡¡Por fin lo Averiguamos!!!

¡¡¡Por fin lo Averiguamos!!! Comella iba con un hippie hace 2005 años que estaba todo fumao, por eso creyó que iba montado en una borriquilla y no en un camello. ¿Quieren pruebas? Ahí las tienen.

Diario Calavera (45º día):

Diario Calavera (45º día): CURSO DE FORMACION PARA HOMBRES


TEMA 1 La plancha: De la lavadora al armario, ese proceso misterioso.
TEMA 2 Cómo llenar la bandeja de los cubitos de hielo (paso a paso con diapositivas).
TEMA 3 La electricidad y tú: Ventajas de contratar a un técnico para las reparaciones.
TEMA 4 Ultimos avances científicos: Cocinar y sacar la basura NO provoca impotencia ni hemiplejia (prácticas en laboratorio)
TEMA 5 Por qué está bien regalarle flores aunque ya estés casado con ella (gráficos y montaje audiovisual).
TEMA 6 El rollo del papel higiénico ¿Nace el papel higiénico en el portarrollos?
TEMA 7 Cómo bajar la tapa del Inodoro, paso a paso (esquema)
TEMA 8 Por qué no es necesario agitar las sábanas después de tener una flatulencia (ejercicios prácticos en parejas).
TEMA 9 Hacer la maleta: ¿Incompetencia innata o incapacidad mental o progresiva?
TEMA 10 La aspiradora, esa desconocida
TEMA 11 ¿Es posible orinar sin salpicar fuera de la taza? (prácticas en grupo con diferentes tipos de váteres).
TEMA 12 Diferencias fundamentales entre el cesto de la ropa sucia y el suelo (gráficos aclaratorios).
TEMA 13 El nombre como copiloto: ¿Es genéticamente posible no hablar e, incluso, no desencajarse convulsivamente mientras aparca la conductora?
TEMA 14 La taza del café del desayuno: ¿Levita sola hasta el fregadero de la cocina?
TEMA 15 ¿Se puede seguir siendo alguien sin tener en la mano el control remoto de la tele?
TEMA 16 Relajación y autocontrol (ejercicio de acompañante en un centro comercial sin protestar).
TEMA 17 Cómo luchar contra la artrofia cerebral: recordar cumpleaños, santos, aniversarios...
TEMA 18 Cómo aprender a encontrar las cosas empezando a buscar en su sitio antes de revolver la casa a gritos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres