Blogia
Calavera Infernal

EGOÍSMO Y MATRIMONIO

EGOÍSMO Y MATRIMONIO Si pudiéramos hacer un modelo ideal de matrimonio con vocación de longevidad, muy difícil de conseguir, todos coincidiríamos en excluir el egoísmo como premisa mayor antes de empezar a convivir; porque el egoísmo es corrosivo y dañino en todas las manifestaciones de la vida. Pero en lo que al matrimonio se refiere, ejerce la función de la termita: su daño no se suele ver hasta que se nos viene encima el edificio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Goreño -

Gracias, paisana. La verdad es que las termitas del amor son las peligrosas y dañinas, destruyen hasta el hormigón. Pero cuando hablas de nuestra tierra me pones los dientes largos. Y es que lo haces tan bien y lo describes tan bonito, que me veo tomando un helado en cualquier plaza granaina. Besitos

Merche -

Todos somos egoistas, y más tratándose del amor, paisano.
El primer egoista al amar es uno mismo porque necesita ser amado también por encima de todo.
Aunque no vendría mal poner los pilares de hormigón en vez de madera en el edificio, así no hay termita que pueda con él.

Besito desde tu tierra, con muy poquita nieve ya en la sierra, la Alhambra al fondo, tan roja,y un cielo que invita a volar de nuevo a la tierra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres